EspañolEnglishDeutsch

Cooperativas de producción de electricidad con renovables. Una alternativa necesaria

Cooperativas de producción de electricidad con renovables. Una alternativa necesaria

En España, existen varias cooperativas que comercializan electricidad de fuentes renovables a precio de mercado. Con este modelo nos aseguramos de que los kilovatios que pagamos son para la producción de electricidad a partir de fuentes renovables. Es un paso más para acercarnos a un modelo energético más limpio y democrático.

Estas cooperativas son empresas que comercializan y en ocasiones producen, kilovatios procedentes exclusivamente de fuentes renovables. En las cooperativas, los consumidores forman parte de la empresa (son socios). El objetivo no es sólo apostar por una energía limpia y renovable sino promover un modelo energético compartido con los ciudadanos (abierto y participativo).

Descarga del documento ‘QUÉ ES LA ELECTRICIDAD VERDE Y CÓMO CONSUMIRLA’ del Observatorio de la Energía en Cataluña

Las cooperativas energéticas nacieron en Europa en las primeras décadas del siglo XX, asentándose principalmente en Dinamarca, Alemania y Reino Unido, para resolver el suministro de luz en los pueblos apartados de las primeras grandes redes eléctricas. En España, antes de la Guerra Civil, surgieron más de 2.000 cooperativas eléctricas, de las que quedan unas 20 entidades. Estas cooperativas, algunas con alto porcentaje de renovables, venden la electricidad entre un 15 y un 30% por debajo que las compañías convencionales.

Aunque las cooperativas españolas tienen todavía un carácter casi testimonial, pues tienen apenas tres años, siguen el camino trazado por modelos tan afianzados en el mercado como Ecopower (Bélgica), Enercoop (Francia) o Greenpeace Energy (Alemania). Se trata de iniciativas que avivan el debate de la energía, en la misma línea de defensa ambiental que propuestas como Ecooo o Plataforma por un nuevo modelo energético.

Una perspectiva energética responsable va más allá del control personal del consumo, siendo este imprescindible. De qué compañía suministradora elijamos depende cuanta electricidad se va a producir a partir de fuentes renovables.  El recibo de la electricidad sube. Entre 1999 y 2013 ha sufrido un incremento del 74,69%, pasando de tener una de las tarifas más bajas de la UE a la una de las más elevadas, según Eurostat. El déficit de tarifa también crece mientras las  grandes corporaciones eléctricas (Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Endesa, HC y E.On) incrementan sus beneficios cada año.

Es necesario un sistema eléctrico descentralizado y pensado como servicio del ciudadano.  El paso a ser clientes de las cooperativas que ya comercializan electricidad a partir de renovables al 100% en España puede ser un buen paso en este sentido.

Los tramites consisten primero en darse de alta como socio (abonando unos 100 euros, que son reembolsables si te das de baja, y que da derecho a cinco contratos de electricidad) y después rellenar el contrato de suministro adjuntado el último recibo. Nada más. Ni cambios en la instalación ni sobrecostes en el precio de la energía. En la mayoría de las cooperativas, el precio del kilovatio verde es el mismo que el regulado por el gobierno o tarifa de último recurso TUR. Para cotejar importes, se pueden utilizar algunos comparadores ‘on line’ (Comparatarifas.es, Eligetuenergia.com o Comparador de la CNE).

Algunas cooperativas de energía verde en España:

Grupo Enercoop Alicante

Som Energia Cataluña y España.

Zencer Andalucía y España.

GoiEner Pais Vasco.

Gesternova

(Este texto es un extracto del artículo de Ana Martínez Nebot ‘Contratar electricidad verde, y sin tener que pagar más‘ publicado el 29 de marzo de 2013 en un blog del periodico El Pais)

 

 

Leave a reply